Cualquier peleador sueña con ganar en su debut en una competencia tan dura como la UFC, pero el el peruano Humberto Bandenay concretó ese deseo por encima de cualquier expectativa imaginada en el terreno onírico.

El debutante necesitó sólo 26 segundos para tirar a la lona al mexicano Martín Bravo, en una pelea de la categoría pluma. Bravo llevaba 12 peleas sin perder, pero el jóven de 22 años fue certero para derrotarlo.

Bandenay mostró toda su furia desde el comienzo del combate con una seguidilla de patadas al cuerpo. Con su rival descolocado, asestó un impresionante rodillazo a la cabeza de Bravo y se quedó con la pelea.

Embed

Al grito de "Arriba Perú carajo", Bandenay festejó con la bandera de su país y le dedicó la victoria a su padre, fallecido hace un mes.

En esta nota