La gestión de Donald Trump volvió a generar polémica con respecto al ingreso de extranjeros a los Estados Unidos al anunciar una medida, por lo menos escandalosa.
Ahora las embajadas estadounidenses podrían exigir a los solicitantes de la visa sus contraseñas de Facebook para acceder a sus redes sociales con el fin de efectuar controles más estrictos.
Así lo afirmó el secretario de Seguridad Interior, John Kelly. "Queremos tener la posibilidad de consultar sus redes sociales con las contraseñas", declaró en una audición ante la comisión sobre Seguridad Interior de la Cámara de Representantes.
Embed
Esta medida está encaminada a reforzar los controles previos de los visitantes a Estados Unidos y a eliminar a aquellos que puedan constituir una amenaza a la seguridad, lo que Donald Trump calificó de "verificación extrema".
La medida afecta particularmente a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana (Irán, Siria, Libia, Irak, Somalia, Sudán y Yemen), cuyos procedimientos de control aun son muy débiles, argumentó Kelly.
"Es muy difícil efectuar verdaderos controles en esos países, en esos siete países (...), pero si vienen queremos poder decir los sitios web que visitan y que nos den sus contraseñas para que sepamos qué es lo que hacen en internet".