El presidente del país europeo Montenegro fue víctima de un empujón de Donald Trump que quiso estar en la primera fila de la reunión que convoca a los 28 estados que integran la alianza defensiva.

El momento quedó registrado por las cámaras que acompañaban a los mandatarios durante el inicio de un recorrido. Casualmente, Montenegro ingresaría en los próximos meses a la Alianza.

Embed

Junto a Dusko Markovic, primer ministro de Montenegro, estaban el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y la primera ministra lituana, Dalia Grybauskaité que observaron atónitos el momento en el Trump aparta con su brazo a su par.

En esta nota