La dirigente Milagro Sala, detenida desde el 16 de enero de 2016 en Jujuy, fue trasladada a una casa ubicada en la localidad de La Ciénaga, en la misma provincia, donde cumplirá la prisión domiciliaria.

En estos días el Ministerio de Seguridad mejoró las condiciones del lugar, que estaba en pésimo estado, y aumentó la seguridad en los alrededores. Tal es así que colocó a la Policía de Jujuy y a la Gendarmería a custodiarla, situación denunciada por la defensa de sala como ilegal según consta en la Ley de Ejecución Penal.

LEER MÁS: El mal momento que vivió Macri en un acto con los industriales

"El estado de milagro, en virtud del hostigamiento que ha recibido, no es el mejor. Es una dirigente que tiene mucha fortaleza pero la afectó todo este tiempo de hostigamiento", afirmó la encargada de prensa de la Tupac Amaru, Sabrina Roth, en diálogo con C5N.

La dirigente salió desde la prisión de Alto Comedero en una camioneta Amarok blanca, con vidrios polarizados, y escoltada por otros dos autos.