Tras el escándalo con una de peluquería por la desorbitante cifra que le cobró a la madre de Luisana Lopilato por hacerse unos reflejos, habló el dueño de la famosa franquicia y advirtió que analiza relizarle una demanda a la mujer por sus críticas a través de las redes sociales a la vez que le exigió que le pida disculpas.

En rigor, quien escrachó a la peluquería de Leo Paparella fue Daniela, una de las hijas de la mujer y hermana de Luisana Lopilato. " Me parece una locura lo que hizo esta chica, su mamá se fue chocha ese día de la peluquería, no dijo nada, al contrario, estaba feliz", afirmó Paparella en diálogo con TN.

El peluquero contó que Beatriz concurre hace 15 años a esa sucursal de Parque Chas y si bien admitió que la cifra le pareció "un poco mucho" señaló que se llegó a las 5700 pesos porque a la mujer le realizaron "cuatro decoloraciones, con los mejores productos" más los reflejos.

"Estamos evaluando lo que vamos a hacer, porque me están ensuciando en todos lados con lo que hizo esta chica (por Daniela", adelantó Paparella. Y, de paso, redobló: "Lo mejor que tiene que hacer es pedir disculpas, porque se equivocó, y le puedo mostrar por qué llegamos a esa cifra".

Embed