Dos días después del brutal ataque que sufrió en el Congreso por parte de un grupo de violentos, el periodista de TN Julio Bazán publicó una foto que muestra cómo quedó tras los golpes que recibió.

Aún internado, el cronista de la señal de noticias del Grupo Clarín, de 71 años, afirmó: “Todavía persiste la molestia del corte que tengo en la cabeza, donde me suturaron con cinco ganchos; además tengo la boca hinchada y dificultades para hablar porque me quemaron por dentro con la ceniza que me tiraron”.

“Documento de la barbarie contra la prensa, que no podrá detener nuestra vocación de informar”, escribió en las redes sociales, y acompañó el mensaje con una foto que lo muestra con la cabeza manchada en sangre.

Embed