Luego de la reunión entre Mauricio Macri y Donald Trump, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) autorizará las importaciones de limones argentinos desde el 26 de mayo, luego de que expire una suspensión.

Pese al avance para resolver el reclamo de los productores limoneros de parte de la gestión del presidente Barack Obama, tres días después de su asunción Trump había suspendido transitoriamente esa decisión administrativa. Lo decretó el 23 de enero por 60 días y lo prorrogó luego por otros 60 días.

LEER MÁS: Después de seis años, EE.UU levantó la restricción a limones argentinos

En diciembre, el Departamento de Agricultura había anunciado que levantaría la prohibición a las importaciones de limones del noroeste argentino, lo que significaría para los productores el acceso al mayor mercado global por primera vez en 15 años.

Tras su reunión en Washington, Macri anunció que Trump le prometió que va a "arreglar" las restricciones al ingreso de limones argentinos. La habilitación comenzará a regir una vez que expire la suspensión temporal; es decir, el 26 de mayo.

La reapertura de la exportación del cítrico al país del norte representará para la Argentina ingresos de entre U$S 20 y U$S 50 millones por año.

En esta nota