El Ministerio de Educación de la Ciudad quiere imponer en tres meses un cambio radical en las secundarias que dice debate hace un año y medio. Sin embargo, tanto docentes como estudiantes cuestionan nunca haber sido consultados y el documento de la reforma recién fue publicado este jueves.

Luego de una reunión de tres horas con delegados de las secundarias el miércoles, la titular de la cartera, Soledad Acuña, resolvió difundir todos los detalles de la “Escuela del Futuro” a través de la página web del ministerio para que pueda ser discutida en distintas mesas por región escolar.

En el documento se establece la eliminación del quinto año de la secundaria como se lo conoce y que la mitad de la cursada esté destinada a pasantías gratuitas obligatorias. El otro semestre será asistido por “facilitadores”, que reemplazarán a los docentes y que poseen una instrucción menor. Serán meros orientadores “del estudiante en su proceso de aprendizaje”, de acuerdo al escrito de sólo 19 páginas.

Además, plantea la desaparición de las calificaciones, que darán lugar a un sistema de créditos que los alumnos deberán sumar para terminar el año (como en las universidades privadas). Este puntaje, sin embargo, será asignado por “los profesores y el equipo tutorial", compuesto por representantes de las compañías.

LEER MÁS: La Ciudad confirmó que insistirá en aplicar la reforma educativa

“Dos de las finalidades de la educación secundaria son formar a los jóvenes para el mundo del trabajo y para la continuidad de los estudios”, reza el instructivo “La escuela que queremos: profundización de la Nueva Escuela Secundaria”.

Tanto los profesores como los directivos de los colegios recibieron recién este jueves los lineamientos que deberán aplicar en 17 instituciones porteñas desde el próximo ciclo lectivo. Sin embargo, algunos aclararon que no posee las precisiones que debería contemplar un cambio de currícula.

El miércoles la Defensoría del Pueblo llevó adelante una mediación entre Acuña y los delegados de todas las secundarias de la Ciudad. Si bien la ministra dijo retirarse “contenta” de la reunión, representantes de los alumnos cuestionaron la intransigencia del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta en insistir en aplicar una reforma inconsulta.

En conferencia de prensa, aclararon que no llegaron a ningún acuerdo y que recién a partir de las 30 tomas de escuelas por cuatro semanas que el ministerio accedió a dialogar con ellos.

Embed

Reforma educativa de la Ciudad - La escuela que queremos by El Destape on Scribd