El presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Francisco Eguiguren, visitó a la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, en el penal jujeño de Alto Comedero y anticipó que en julio próximo se podría resolver la medida cautelar sobre su detención. Si bien aclaró que se trató de un encuentro "confidencial", observó que la reclusión de Sala tiene "condiciones humanitarias razonables".

Sobre la decisión que podría tomar la CIDH durante su próxima sesión en Lima, Perú, en la primera semana julio, el presidente del organismo internacional, Francisco Eguiguren, señaló que, sea en el sentido que sea, esperan que el gobierno de Mauricio Macri actúe en consecuencia.

LEER MÁS: Macri confesó que se "angustia" porque la economía no arranca

"Si uno es parte de un sistema, un grupo (internacional) viene invitado al país, como nosotros, es porque de alguna manera estás reconociendo una competencia. (Al fallo) o lo cumple o le explica por qué considera que no lo debe cumplir", enfatizó el presidente de la CIDH.

"Vinimos a mirar sus condiciones de detención, sus preocupaciones. Con esta percepción primera y esta información que vamos a procesar, nosotros lo comunicaremos a nuestros colegas del pleno y luego tendremos los datos reales para resolver", indicó Eguiguren. Sobre la situación de detención, aseguró que si bien "una cárcel no es un hotel", el penal de Alto Comedero "tiene las condiciones humanitarias razonables".

"Sala es una persona que se encuentra bastante agobiada, abatida por lo que significa su reclusión, que ella considera injusta", explicó Eguiguren y sostuvo que más allá de algún incidente en el penal, no se ve "a prima face un riesgo para su seguridad".

La CIDH también se reunió con Morales

Antes del encuentro con Sala, la comitiva de la CIDH se reunió por otras dos horas con el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien aportó información y documentación relacionada a las denuncias formuladas contra Sala.

De esa reunión también participaron los ministros provinciales de Seguridad, Ekel Meyer; y de Gobierno y Justicia, Agustín Perassi; los fiscales de Estado, Mariano Miranda; y Anticorrupción, Joaquín Millón Quintana; la procuradora, Josefa Herrera; y la secretaria de Pueblos Indígenas, Natalia Sarapura; el subsecretario de Derechos Humanos de la Nación, Brian Schapira; y un colaborador directo de dicha Secretaría, Ciro de Martini.

"Ha sido una buena reunión con intercambio de información y especialmente de información que ellos no tenían para que tomen la decisión adecuada", expresó Perassi.