La acción de YPF subió más del 13% desde el cierre del lunes de la semana pasada, cuando se filtró la decisión del ministro de Energía, Juan José Aranguren, de liberar el mercado del petróleo. El Gobierno había asegurado que los precios no se incrementarían.

Junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, Aranguren había asegurado que las tarifas no subirán, pero los inversores descuentan que sucederá lo contrario apenas aumente el barril de petróleo internacional.

LEER MÁS: Luego de liberar la nafta, Aranguren prometió tarifazos "más moderados"

Sin embargo, el Gobierno tiene previsto una suba del 7% de los combustibles después de las elecciones. Pero el precio puede subir todavía más si en el mundo el alza es mayor.

En cualquier escenario, el mercado espera que YPF sea una de las principales beneficiarias y traslade el aumento del precio a los clientes, lo que generará mayores ganancias para sus inversores.

En esta nota