El Gobierno trata de digerir el duro golpe que significó el rechazo de los senadores peronistas a aprobar la reforma electoral, que imponía el voto electrónico en todo el país. Con eso, se cae también el artículo que establecía la paridad de género en las listas legislativas, por lo que desde el oficialismo ya culparon a la oposición, a pesar de que existe un proyecto alternativo.

LEE MÁS "La furia del Gobierno contra los gobernadores del PJ porque frenaron la reforma política"

Con la reforma política congelada en el Senado, la posibilidad para tener un 50% de mujeres en las listas de las PASO recae en el proyecto que se aprobó en paralelo en la Cámara alta y que ya se encuentra en Diputados. Sin embargo, el mismo no avanzó allí y desde el oficialismo aseguran que no dan los tiempos para aplicarlo en 2017, algo que la oposición no ve de la misma manera.

En el Gobierno culpan a la oposición por no aplicar la paridad de género: "Murió, la enterraron los senadores del PJ"

De forma lapidaria, una fuente del Gobierno que está metida en la implementación de la norma describió a El Destape lo que es la postura oficial sobre la paridad de género: "Murió, la enterraron ayer los senadores del PJ". A pesar de que existe otro proyecto, dedicado exclusivamente al 50-50 entre hombres y mujeres, esta fuente agregó: "Nosotros estamos de acuerdo, pero el cierre de listas es en mayo (de 2017) y las sesiones arrancan en marzo. La media sanción se cae porque termina el período reglamentario y Diputados no lo dictaminó".

diputados paridad.JPG

Para el Gobierno, entonces, el proyecto debería tratarse nuevamente en ambas cámaras a partir de marzo, ya que no está en el temario de sesiones extraordinarias convocado por el presidente Mauricio Macri. Tampoco hay tiempo para sacar el dictamen y aguardar al año próximo, ya que culminaron los plenarios de comisión.

LEE MÁS

Embed

Sin embargo, desde la oposición advierten que esto no es así, por lo que podría venirse un nuevo round por la reforma. Tanto desde el Frente para la Victoria como en el Bloque Justicialista advierten que la ley que nació en el Senado puede obtener dictamen en marzo y ser sancionada el año próximo, lo que acortaría los tiempos y alcanzaría para su implementación. "No hubo rechazo, tiene 2 años de estado parlamentario", retrucan en el kirchnerismo y en el sector que comanda Diego Bossio.

El resultado final dependerá del impulso que las distintas bancadas quieran darle en 2017 para llegar a tener un Congreso con casi la mitad de sus integrantes del género femenino. El proyecto del Gobierno no fue rechazado en el recinto pero ya se sabe que tampoco cuenta con el visto bueno del Senado tal como fuera aprobado en Diputados. Antes del anuncio, un senador peronista confió a este medio: "Hay muchas dudas que si se vota otro proyecto después no nos caguen" en la Cámara Baja, ratificando el proyecto original, con la polémica boleta con chip RFID.