Las empresas de colectivos de Capital y Gran Buenos Aires analizan un paro por tiempo indeterminado luego de que el Gobierno no responda sus reclamos de mayores subsidios. La semana próxima cortarán todos los servicios nocturnos en caso de no ser recibidos por el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Las cuatro patronales colectiveras tuvieron una efímera reunión con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, el jueves, donde no lograron acercar posiciones. "Duró sólo 15 minutos y se rompieron las relaciones", resumieron desde una cámara a El Destape, con malestar hacia el funcionario.

Los empresarios reclaman un aumento en los subsidios que reciben por boleto, pero no una suba en la tarifa. Ante la falta de respuestas que tuvieron de parte de Dietrich, demandan un encuentro personal con el jefe de Gabinete.

LEER MÁS: Nuevo tarifazo: proyectan subir el agua un 22% y quitar los subsidios

José Troilo, presidente de la Asociación Civil Transporte Automotor (ACTA), alertó que "no se descarta la necesidad de adoptar medidas tendientes a racionalizar los servicios o inclusive tomar decisiones más drásticas".

La opción que ejecutarán será recortar los servicios nocturnos la semana próxima como primer paso. En caso de que aún no avance la negociación, el gremio realizará un "lockout" patronal.

En la actualidad, el Estado le transfiere a las compañías un monto similar al costo del boleto por cada pasajero, lo que equivale a $ 2.700 millones mensuales. El sector pretende un incremento de $ 500 millones, para que el total de subsidios avance a los $ 3.200 millones. Dietrich se niega a elevar el gasto fiscal ante la postura austera que mantiene el Gobierno.

En esta nota