Luego del contundente triunfo del Sí a la independencia de Cataluña en el referéndum, la comunidad se prepara para declarar la secesión del estado español, que anunció que se prepara con todo para impedirlo.

Tras el violento domingo por la represión de la policía de Rajoy, el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, afirmó este domingo que los ciudadanos de esta región española se ganaron "el derecho a tener un Estado independiente" tras una caótica jornada.

"Con esta jornada de esperanza y también de sufrimiento, los ciudadanos de Cataluña nos hemos ganado el derecho a tener un Estado independiente que se constituya en forma de república", afirmó Puigdemont en una solemne alocución rodeado por todo su Ejecutivo.

Puigdemont acusó a Madrid de ejercer un "uso injustificado, irracional e irresponsable de la violencia" pero el jefe de gobierno español Mariano Rajoy contestó que las fuerzas de seguridad "han cumplido con su obligación y con el mandato que tenían de la justicia".

La Policía española intervino este domingo en Cataluña para cerrar varios puntos de votación, protegidos desde antes de la madrugada por multitudes de personas. Más de 800 manifestantes tuvieron que ser atendidos por los servicios de emergencias.

Embed

Sin embargo, desde el gobierno central ya le advirtieron a Puigdemont que harán todo lo posible para impedirlo.

El ministro español de Justicia, Rafael Catalá, afirmó este lunes que el gobierno hará "todo lo que la ley permite para impedir" una declaración unilateral de independencia en Cataluña. El ministro Catalá le respondió en Televisión Española que "si alguien pretende declarar la independencia de una parte del territorio respecto de España, como no puede, como no está dentro de sus competencias, habrá que hacer todo lo que la ley permite para impedir que sea así".

El ministro estimó que es "evidente" que hay que "recuperar el diálogo entre todas las fuerzas políticas", después de una jornada en la que la policía cargó contra manifestantes que querían votar en la consulta prohibida.

No obstante, lanzó una advertencia de cara a una futura negociación política: "que nadie imagine que como consecuencia del conflicto que se ha generado en los últimos tiempos alguien va a obtener ventajas, eso sería pagar un precio por un chantaje".

En esta nota