El presidente Mauricio Macri insistió este lunes con que el Reino Unido se mostró abierto a dialogar sobre la soberanía de las Islas Malvinas, pese a que anoche la canciller Susana Malcorra salió a bajar el tono de sus dichos.

No obstante, aclaró ahora tras la polémica en torno a sus declaraciones en la necesidad de "bajar las ansiedades" con la cuestión Malvinas porque la soberanía de las islas "va a llevar muchos años".

El mandatario ratificó que "el camino es dialogar", según expresó esta mañana en diálogo con radio FM Latina desde Nueva York, donde hoy cumple su último día de actividades.

Embed

"En el almuerzo que compartimos todos los mandatarios, Theresa May (primer ministra británica) se arrimó un instante a la mesa a saludarme y decirme que esperaba que en el futuro nos pudiésemos sentar a dialogar y yo le dije que Argentina estaba lista para tener un dialogo abierto que incluya todos los temas, incluyendo la soberanía", explicó Macri.

"Ella dijo que le parecía razonable pero, claramente, eso no es un encuentro oficial. Fue un encuentro de parados al lado de una mesa y duró dos minutos", aclaró el mandatario, quien, no obstante, destacó que el breve intercambio "demuestra la buena intención y la buena predisposición de las partes de retomar un diálogo que se había perdido".

El Presidente indicó que, "después, tendrá que arreglarse en el tiempo una agenda oficial de trabajo que comenzará un diálogo que va a llevar años, pero lo importante es que empecemos" ya que "los últimos doce años, son doce años perdidos".

En esta nota