Tras el escandaloso fallo que habilitó el 2x1 a los genocidas de la última dictadura militar, la Corte Suprema decidió suspender una tradición histórica que la venía caracterización, como el brindis por el día del periodista.

Según consigna Tiempo Argentino, por primera vez en años, el máximo tribunal omitió convocar a una ceremonia que se había convertido en tradicional. En torno al 7 de junio, cada año, la Dirección de Comunicaciones enviaba invitaciones por mail a periodistas, editores y dueños de medios y se aseguraba la presencia de todos ellos.

LEER MÁS: Dolina categórico: el crudo análisis del macrismo y la dura crítica a la Corte por el 2x1

Sin embargo en esta oportunidad, y tras el fallo que consagró la aplicación del 2 x 1 para represores de la última dictadura, Ricardo Lorenzetti decidió suspender el brindis y no dio explicaciones al respecto.

"Lorenzetti aprovechaba esos ágapes para mostrarse con algunos de sus colegas (Elena Highton de Nolasco no faltaba nunca, Juan Carlos Maqueda tampoco. En cambio Carlos Fayt no iba jamás) y para pronunciar un breve discurso en el que bajaba línea sobre los lineamientos de la Corte. Luego aceptaba, sándwich de miga y copa de espumante de por medio, el diálogo con los contertulios. Lo propio hacían los otros jueces", explicó el diario en su publicación.