El embajador argentino en Ecuador, Luis Juez, consideró que se le debe impedir la participación en obras públicas a empresas como Odebrecht y le reclamó al gobernador cordobés, Juan Schiaretti, que construya los gasoductos troncales en esa provincia con firmas que no tengan sospechas de corrupción porque, según dijo, se necesitan "gestos de decencia y honestidad".

"Acá en Ecuador estamos en un proceso electoral para elegir Presidente y el gran tema es qué se hace con Odebrecht, una empresa que ha reconocido que ha gastado no menos de 1.500 millones de dolares en coimas en América Latina, la gran discusión es que a ese tipo de empresas hay que vedarle el acceso a la obra pública", dijo Juez.

En diálogo con la radio Cadena 3, el exintendente de la capital provincial indicó: "en Córdoba, los cordobeses necesitamos los gasoductos pero también necesitamos gestos de decencia y honestidad".

Juez cuestionó que "Córdoba sigue insistiendo en una empresa" como Odebrecht y señaló que "le ha modificado la ley de obra pública". Además, señaló que se trata de "una empresa en la que el dueño está preso y ha reconocido que han gastado miles de dolares en coimas en Latinoamérica, y particularmente en Argentina".


El líder del Frente Cívico cordobés sostuvo además que la relación de Odebrecht con el exgobernador José Manuel de la Sota "es antiquísima". En ese sentido, dijo: "Todo el mundo sabe que De la Sota logró su primera gobernación financiado por capitales brasileros, con aportes paulistas en su primera campaña electoral, y que la misma empresa Odebrecht terminó bancándole a su consultor estrella".

Por otra parte, Juez sostuvo que al presidente Mauricio Macri le tendieron "una trampa" cuando compartió la semana pasada la inauguración de una planta reductora de uno de los gasoductos que
construye Odebrecht en Córdoba. "Me dio vergüenza, me pareció que al Presidente lo llevaron a una trampa, vi cómo el Presidente hablaba con cuatro negros con casco que decía Odebrecht atrás de él", indicó.