El ministro de Educación, Esteban Bullrich, volvió a hablar de Ana Frank tras su lamentable error histórico sobre el tema.

"Ella tenía sueños, sabía lo que quería, escribía sobre lo que quería y esos sueños quedaron truncos, en gran parte por una dirigencia que no fue capaz de unir y llevar paz a un mundo que promovía la intolerancia", dijo en marzo de este año, durante su visita a la casa de Ana Frank en Holanda. Y fue repudiado por llamar al nazismo "dirigencia que no fue capaz de unir".

Ahora, Bullrich visitó el Centro de memoria de Ana Frank que está en Argentina, ubicada en el barrio porteño de Coghlan.

"Ayer visité la casa de Ana Frank en Argentina. Vamos a seguir apoyando y promoviendo su legado formativo en los chicos y jóvenes del país", escribió en Twitter. Y lo destrozaron con respuestas durísimas.

Embed