El Gobierno nacional avanza en su intención de doblegar a todos los medios críticos de su gestión y ahora se reveló la maniobra con la cual desembarca en el manejo de C5N y Radio 10, donde despidieron recientemente a Roberto Navarro.

Según publicó el diario Perfil, el dueño del grupo Indalo, Cristóbal López, pasará a crear un fideicomiso con las acciones de varias de las empresas de su grupo, entre las que se destacan los medios de comunicación. El fideicomiso estará compusto por el socio de Cristóbal, Fabián De Sousa, y dos gerentes propuestos por el propio Gobierno nacional.

De esta forma, la Casa Rosada pondrá a dos personas de su confianza a manejar a los medios, que se destacaron por un discurso fuertemente crítico a la gestión de Cambiemos en estos primeros dos años.

LEE MÁS "La AFIP salió a la caza de quien filtró el blanqueo de los familiares del Presidente"

"La idea que circula es que en el fondo el objetivo final de este acuerdo es que López resuelva su situación financiera y judicial, pero a cambio entregue de manera elegante los medios, al menos el canal y Radio 10", enfatiza el medio propiedad e Jorge Fontevecchia.

El artículo destaca que la cuestión de los medios de comunicación era "la pata que más preocupaba a la Casa Rosada", mostrando la obsesión del Gobierno de Macri por acallar las voces críticas a su gestión.

Navarro fue despedido hace diez días de las señales del grupo Indalo luego de que el canal comenzara a censurarle distintos informes críticos a la gestión de Macri y sus candidatos. Entre ellos, se destaca el informe de Horacio Verbitsky sobre el blanqueo de familiares del Presidente, lo cual valió también la embestida oficial contra Página 12 y su dueño, Víctor Santa María.

LEE MÁS "Familiares directos de Macri y Peña blanquearon 132 millones de dólares"