Un total de, en principio, 76 personas fallecieron y seis fueron rescatadas con vida en un accidente de avión en la noche del lunes cerca de Medellín, en un vuelo chárter que trasladaba al equipo brasileño del Chapecoense, que tenía que disputar el miércoles la final de la Copa Sudamericana ante el colombiano Atlético Nacional.

El club brasileño, de 46 años de existencia, había avanzado a una final de un torneo continental por primera vez en su Historia. En el camino eliminó a Independiente, por penales, y a San Lorenzo, con quien empató la semana pasada 0 a 0 e hizo valer el gol de visitante anotado en la igualdad en 1 en el Nuevo Gasómetro. El encuentro que iba a disputar con el actual campeón de la Copa Libertadores ahora fue suspendido debido a la tragedia.

La aeronave era propiedad de la empresa LAMIA, con matrícula CP2933. La misma cayó en el cerro El Gordo, en las cercanías del municipio de La Unión, en Antioquia, Colombia, según precisaron las autoridades aéreas locales.

"Se pudieron rescatar seis personas con vida pero una de ellas falleció en el traslado al hospital. El resto falleció", dijo a los periodistas el Comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, José Gerardo Acevedo. En un principio se habían contabilizado seis sobrevivientes pero uno de ellos murió durante el traslado al centro médico.

chapecoense.jpg

Los supervivientes son los jugadores del Chapecoense Alan Ruschel, Marcos Danilo Padilha y Jacson Ragnar Follmann, dos tripulantes y un periodista. En el vuelo estaba casi todo el plantel del club, además de periodistas de las cadenas O Globo, Fox y distintas radios.

La causa del accidente se especula que podría haber sido por un desperfecto eléctrico, aunque también se supone que pudo haberse quedado sin combustible.

La tragedia generó una fuerte conmoción. Desde Boca hasta San Lorenzo y también clubes como el Real Madrid y el Liverpool se solidarizaron con los brasileños. Los pocos jugadores que no viajaron a Colombia se encontraron luego en el vestuario del Chapecoense para darse ánimo, en una imagen que rápidamente se viralizó en las redes sociales.

La aeronave es la misma que utilizó la Selección Argentina de fútbol para trasladarse desde Belo Horizonte hasta San Juan, luego del partido que disputó por las Eliminatorias para Rusia 2018, en las que cayó por 3 a 0 con los locales.