Trajadores de Pepsico cortan la Panamericana en el kilómetro 35 a la altura de Henry Ford. Los empleados exigen que el Gobierno intervenga para que sean reincorporados a la fábrica de alimentos. Hace una semana, la empresa confirmó el despido de 600 trabajadores.

"Ante la decisión de la empresa multinacional de dejar a 600 familias en la calle, denunciamos el cierre fraudulento y los despidos ilegales, además de que el sindicato de la Alimentación que conduce Rodolfo Daer resolvió no pelear más por los puestos de trabajo", manifestaron a través de un comunicado.

En este sentido, exigieron la "reapertura de la fábrica con todos los trabajadores adentro".

"Convocamos a que nos acompañen en esta lucha que se hará sentir y seguirá el tiempo que sea necesario para defender nuestros puestos de trabajo. No queremos una indemnización para quedar desocupados y pasar hambre en pocos meses", enfatizaron.

La empresa PepsiCo había confirmado el miércoles 21 el cierre de su planta en la localidad bonaerense de Florida, Vicente López, y justificó el cese de las actividades al señalar que "trasladará la producción a su sede de Mar del Plata".

En esta nota