Trabajadores de PepsiCo Snack trasladaron el corte en el Obelisco al Ministerio de Trabajo, ubicado en el Bajo porteño. Con el acompañamiento de militantes de organizaciones sindicales y partidos políticos, reclaman por la reapertura de la fábrica que, con su cierre, dejó sin trabajo a 600 empleados.

Embed

"Exigimos que se garanticen los puestos de trabajo de todos los trabajadores de PepsiCo", precisaron los organizadores de la marcha, que bloqueó el tránsito en esa zona de alta circulación de vehículos y en pleno arranque de la jornada laboral.

"No tenemos miedo a la represión policial, nuestro temor es quedarnos sin trabajo y que la familia quede en la pobreza", señaló un delegado de PepsiCo identificado como Camilo. "Queremos volver a trabajar, que PepsiCo vuelva a producir. El gobierno tiene una política represiva hacia los trabajadores, esperamos que ello hoy no suceda. El temor es que sigan cerrando fabricas y caer en la miseria", añadió.

La tensión está centrada en la posibilidad de que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decida aplicar el protocolo antipiquetes para desalojar a los manifestantes de la vía pública.

Embed

El corte es de manera parcial sobre la Avenida Alem al 600, mano a Plaza de Mayo, frente al ministerio de Trabajo. El Metrobus funciona y la Policía de la Ciudad e Infantería dispusieron un gran despliegue en el lugar.

En esta nota