Profesionales de la salud en la provincia de Chaco reclaman el pago de sueldos adeudados que llevan, en algunos casos, hasta seis meses de retraso. Se trata de 120 médicos, enfermeros, psicólogos, radiólogos y bioquímicos los perjudicados. Además, denuncian que hay faltantes de insumos hospitalarios básicos que dificultan la atención.

Uno de los principales hospitales afectados es el “Julio C. Perrando”, ubicado en la capital de esa provincia, Resistencia. Allí se atienden no solo los que viven en la zona sino de otras localidades chaqueñas y hasta de provincias limítrofes y de Paraguay.

Entre los afectados, 60 especialistas concluyeron su residencia en abril de este año y firmaron, con retroactividad, su contrato de servicio en agosto. La otra parte ya se encuentra en planta permanente.

LEER MÁS: Antes de las elecciones, el Gobierno aumentó la ayuda de la Emergencia Social

Por el momento, no tomaron medidas de fuerza para no perjudicar a los pacientes, pero no lo descartan. "Lo estamos evaluando porque no puede naturalizarse esto, somos trabajadores y queremos que nos paguen", dijo a El Destape una de las profesionales afectadas que prefiere no dar a conocer su identidad ya que en las últimas horas recibieron amenazas por su reclamo.

Según informa el portal de noticias DataChaco.com, las autoridades amenazaron a los afectados. “Tenemos cuentas que no nos esperan y que no podemos pagar y no contamos con ahorros porque ya los hemos terminado. La mayoría se mantiene solo, pero tenemos alquileres, familias, niños que día a día requieren de nuestro dinero para cubrir sus necesidades. Y, lamentablemente, no podemos ni siquiera cubrir necesidades nuestras o de nuestros hijos. No solo eso, sino que estamos sobrecargados de trabajo y sin remuneración alguna”, relató uno de los profesionales.

El subsecretario de Salud de Chaco, Cristian Obregón, fue el único que habló públicamente del caso. Ante los medios, quien fuera director del Perrando dijo que “las demoras se deben a trámites administrativos" y que en octubre se regularizará la situación. Los especialistas descreen de esta promesa ya que los papeles fueron presentados en tiempo y forma y en el propio Ministerio de Salud, ubicado en el piso 8 de Casa de Gobierno, los notificaron de que no había documentos adeudados.

Mientras tanto, los hospitales de Chaco carecen de guantes de latex, jeringas, gasas y, de lo más grave, antibióticos para tratar la tuberculosis y que son necesitados, principalmente, pero personas que viven en un contexto vulnerable y no cuentan con los recursos económicos necesarios.

En esta nota