Los operarios de la autopartista cordobesa Plascar mantienen tomada la planta de producción después de que la firma anunciara su cierre definitivo y el despido de 243 trabajadores. La empresa ofreció sólo el 50% de la indemnización a cada trabajador, lo que disparó un plan de acción por parte de la Unión Obreros y Empleados Plásticos (UOYEP).

Entre la noche del lunes y la madrugada del martes, los operarios de la planta de producción de autopartes se manifestaron en la zona conocida como "interfábricas", en la capital de la provincia mediterránea. La firma, que fabricaba autopartes para diferentes marcas y tiene entre sus principales clientes a las automotrices Renault y Fiat, anunció su cierre definitivo a partir del próximo 31 de octubre, tras una "crisis de tres años".

La compañía tiene otra planta en Tortuguitas, provincia de Buenos Aires, que sufrió varios despidos en los últimos años pero ahora seguiría operando con la misma plantilla, dado que no hubo anuncios al respecto. Hace tres años, cuando comenzaron los problemas financieros, los socios brasileños de Plascar cedieron el control de la compañía a un grupo de directivos locales, pero algunos clientes dejaron de comprarle.

LEER MÁS: Según la CGT, en agosto una familia necesitó $15.616 para no ser pobre

Desde el sindicato del plástico informaron que, antes del cierre definitivo, mantuvieron reuniones con los dueños de la empresa y autoridades provinciales, para encontrarle una salida a la situación.

Pero tras el ofrecimiento de una indeminización de sólo el 50%, las negociaciones naufragaron y habrá un nuevo encuentro el próximo lunes en el Ministerio de Trabajo de la provincia de Córdoba. Alejandro Rodríguez, secretario general de la Unión Obreros y Empleados Plásticos seccional Córdoba, pidió públicamente al gobernador Juan Schiaretti que intervenga en el conflicto para que la empresa pague lo que corresponden por ley.

Apoyados por el sindicato, los trabajadores anticiparon que seguirán protestando esta semana sobre la Avenida Manuel Savio, llamada también Camino Interfábricas, una arteria que conecta varios barrios de la zona sur y algunas zonas industriales entre sí.

En esta nota