Los trabajadores gráficos despedidos de la planta de impresión de AGR-Clarín, ubicada en el barrio porteño de Pompeya, abandonaron las instalaciones luego de que un importante operativo de efectivos de las fuerzas de seguridad rodeara el lugar.

En las primeras horas de la mañana alertaron sobre un posible desalojo, ratificado luego por la Justicia. Situación que no dejó alternativa para que se retiren pacíficamente, luego de 82 días de toma.

Desde hace casi tres meses que los trabajadores habían ocupado la planta donde se imprimen los principales productos del multimedio Clarín, en en defensa de los puestos de trabajo, luego de que fueran despedidos unos 300 empleados. Desde entonces reclamaron, con la toma incluída, la reincorporación y la correspondiente intervención del Ministerio de Trabajo.

LEER MÁS: Dos intelectuales dejaron mal parado a Iglesias por su crítica al choripán

Finalmente, los trabajadores resolvieron en asamblea dejar la planta, con la condición de que además de las fimaciones de la policía para tomar registro del estado en que entregan las maquinarias, haya constancia de una organización popular. Uno de los trabajadores expresó que "la lucha seguirá afuera".

En enero de este año, en un importante operativo, la Policía desalojó por la fuerza a los manifestantes que se encontraban en la puerta de la planta acompañando el reclamo de los obreros, y atacaron con gases y balas de goma a todos los presentes.

Embed

En esta nota