Los trabajadores de la empresa PC Arts Argentina -que controla a la firma de computadoras Banghó- se reunirán este miércoles por la tarde con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, para exigirle que reponga el arancel a las importaciones de bienes electrónicos y así proteja la producción nacional.

Banghó despidió en los últimos días a 243 trabajadores. Según informó el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en Vicente López, Emiliano Gallo, entre los echados hay 183 trabajadores que son metalúrgicos, 20 están fuera de convenio y 40 que son de Comercio. El martes, los empleados decidieron tomar la empresa, debido a que sólo les querían pagar el 50% de la indemnización que les corresponde.

El secretario de organización de la UOM de Vicente López, Ezequiel Carrasco, explicó a El Destape que si el Gobierno no protege la industria local cerrando importaciones, es probable que Banghó deje de producir y sólo se dedique a revender productos del exterior.

"No se puede competir contra el resto del mundo. El problema es que todos los trabajadores de producción van a quedar en la calle y sólo se quedarían con los empleados del servicio de venta y post-venta", dijo Carrasco, quien además contó que la compañía tiene una fábrica en Córdoba y que en total emplea a 750 trabajadores.

A la reunión con Triaca acudirá el Secretario General de la UOM, Antonio Caló y el secretario de Interior de la CGT, Francisco "Barba" Gutierrez. Los dirigentes le pedirán al funcionario que dé marcha atrás a la medida de bajar el arancel de 35% a 0% a la importación de computadoras.

LEE MÁS: Más de 200 despedidos en Banghó tomaron una planta de la empresa

En esta nota