Los trabajadores de AGR-Clarín recibieron información de diversas fuentes que indicarían la posibilidad de que, desde la madrugada, comience un "sitio represivo sobre la planta para en las primeras horas de la mañana proceder a un desalojo".

La nueva amenaza se da a horas de un plenario convocado por los trabajadores para convertir en activo el paro general del 6, y cuando nos aprestábamos a hacer pública nuestra convocatoria a realizar un cacerolazo nacional contra el ajuste el mismo 6/4 a las 19 hs

El delegado Pablo Viñas ratificó ante la justicia la denuncia realizada por el audio en el que se mencionaba la posibilidad de un desalojo combinado entre barras y gendarmería, y en su declaración dejó asentada la hipótesis de que incluso haya algún sector de la justicia que ya tenga un acuerdo prefabricado con la empresa para organizar un desalojo.

LEER MÁS: Por el conflicto con AGR Clarín cerró antes las rotativas

Los causa por la presunta usurpación de los trabajadores fue adjudicado por la Sala de la Cámara Civil al juez titular del juzgado Nro 101, Dr Alejandro C Verdaguer, quien se había excusado de tomar la causa por ser hermano de un gerente que ocupa un "alto cargo en el Grupo Clarín".

"Insólitamente la Cámara fundamenta su decisión en que dicho gerente no es de AGR sino del Grupo Clarín, sin reparar en que la empresa y el grupo que integra tiene exactamente los mismos accionistas, es decir, los mismos dueños", afirmaron.

"Los trabajadores consideramos que estamos ante dos hipótesis, un desalojo en primeras horas de la mañana, o la posibilidad de que estén jugando a "Pedro y el lobo" para un desalojo otro día", afirmaron.

"Hacemos responsable a Patricia Bullrich y el gobierno de Macri de cualquier intento represivo con fuerzas de seguridad policiales o parapoliciales y sus derivaciones. Reclamamos la reincorporación de todos los trabajadores y la reapertura de la planta", sostuvo.

LEER MÁS: Denuncian que una patota de barras quiere desalojar a los trabajadores de AGR

En esta nota