El Comité de la ONU contra la Tortura publicó el informe final sobre la situación en Argentina y dio un diagnóstico preocupante para el Gobierno.

Allí cuestiona duramente el nivel de tortura que hay en el país en los centros de detención, el abuso policial y las detenciones arbitrarias, la desprotección y la discriminación a los inmigrantes en el último año, la violencia de género y los femicidios y advirtió por el llamativo retroceso en los procesos y causas por delitos de lesa humanidad.

Naciones Unidas respondió así al Estado argentino en materia de tortura, tras recolectar la información que le dio el Gobierno y la sociedad civil, entre ellos la organización de Derechos Humanos Amnistía Internacional en el país. El Comité contra la Tortura examinó el quinto y sexto informe periódico de la Argentina en sus sesiones 1517ª y 1520ª (llevadas a cabo los días 26 y 27 de abril de 2017) y comunicó las observaciones finales en su 1537ª sesión (el 10 de mayo de 2017, mismo día de la masiva marcha contra el fallo de la Corte que benefició a los genocidas).

Embed

RESUMEN DEL INFORME DE LA ONU

En el párrafo dedicado a "Tortura y malos tratos en centros de detención", el Comité mostró su profunda preocupación por la tortura y el maltrato en los diferentes ámbitos de las fuerzas de seguridad así como en las rutinas del personal penitenciario. Y hace foco en los frecuentes episodios de violencia entre detenidos que responden a estructuras de autogobierno y extorsión dentro de las cárceles,con la connivencia del personal penitenciario. Y habla de los patrones de violencia y arbitrariedad por parte de las fuerzas de seguridad federales y provinciales en el marco de detenciones policiales sin orden judicial, particularmente de jóvenes y menores en situación de marginalidad social, que incluirían detenciones por averiguación de identidad y otras detenciones no vinculadas a conducta delictiva. Allí destaca el caso del joven baleado en La Boca el año pasado. "Dichos abusos incluirían tentativas de homicidio, como la de Lucas Cabello, desapariciones forzadas, así como actos de tortura, como los infligidos presuntamente contra Ezequiel Villanueva e Iván Navarro, de 15 y 18 años respectivamente", informa la ONU. Un efectivo de la Policía Metropolitana disparó con su arma reglamentaria contra Lucas Cabello, el 9 de noviembre último en La Boca.

La ONU además puso la lupa y la advertencia en la "Detención por razones migratorias". Allí informa su preocupación por el rechazo en frontera de personas migrantes, incluyendo de grupos familiares, sin poder recurrir la decisión o acceder a asistencia letrada. Asimismo se mete fuerte contra el decreto en pleno Gobierno de Mauricio Macri contra los inmigrantes. "Le preocupa la reciente sanción del Decreto de Necesidad y Urgencia No.70/2017, que deroga parte de las garantías de la Ley 25.871 de Migraciones e introduce un procedimiento de expulsión de migrantes sumarísimo que reduce drásticamente los plazos para recurrir la expulsión", afirma el informe.

"Detenciones y malos tratos por motivos de discriminación", es otro de los duros títulos de la ONU sobre la situación actual en Argentina. "El Comité reitera su preocupación, expresada en sus observaciones finales anteriores respecto a la discriminación por perfil, los malos tratos y los allanamientos violentos de personas afrodescendientes y migrantes de otros países latinoamericanos por parte de las fuerzas de seguridad", expresa Naciones Unidas sobre un tema que vienen denunciando en el último año y medio organizaciones de Derechos Humanos y sociales. El Comité cuenta que han habido 3470 denuncias por discriminación en el año 2016, casi lo doble con respecto al año anterior, y lamenta la falta de información con respecto al seguimiento que se ha dado a estas denuncias.

En la parte más inquietante para la actualidad en medio del debate por el beneficio de la Corte Suprema a los genocidas de la dictadura, la ONU también le marca un déficit al Gobierno de Cambiemos al respecto. Titulado "Proceso de memoria, verdad y justicia por crímenes de lesa humanidad", la ONU destaca que "preocupa al Comité la demora en la tramitación de las causas judiciales que todavía quedan pendientes, tal y como reconoció la delegación estatal, y el debilitamiento de oficinas públicas que dan apoyo a la investigación de estas causas". Hechos que se vienen denunciando desde el Ministerio Público Fiscal y desde Abuelas y Madres de Plaza de Mayo.

Por último, la ONU suma a su agenda una de las mayores problemáticas del país: la violencia de género. Así lo titula el informe. Y destaca: "Preocupa al Comité el alarmante número de casos de feminicidios y violencia de género registrados, así como el incremento de los casos de violencia física sobre mujeres detenidas bajo jurisdicción federal".

Tras este durísimo informe, la ONU le pidió al Estado que antes del 12 de mayo de 2018 le facilite información sobre qué respuestas dio a este tipo de advertencias del Comité incluidas en las presentes observaciones finales. Y lo llamó a que comunique sus planes para aplicar en el próximo período de presentación de informes. Y exhortó al Gobierno a dar amplia difusión al informe presentado por la ONU, a través de los sitios web oficiales.