La victoria de Donald Trump en la elección presidencial de Estados Unidos causó este miércoles sobresaltos pero no pánico en los mercados, a diferencia de lo ocurrido cinco meses antes con el Brexit.

Los mercados financieros sufrieron pérdidas --en especial con un desplome del peso mexicano a su nivel histórico más bajo-- debido a un resultado electoral que no habían anticipado. Pero no hubo pánico y la reacción era menos intensa que tras el referéndum británico, cuyo resultado también sorprendió a todos.

Ejemplo simbólico de ello fue el dólar, que al esbozarse el triunfo de Trump primero cayó a su nivel más bajo en dos meses (1,13 dólares por euro) pero se recuperó notablemente a media jornada del miércoles (USD 1,1022 por euro) una vez ya ampliamente confirmada la victoria del republicano.

Otro ejemplo fue la bolsa de Londres, que abrió este miércoles en fuerte baja, pero se dio el lujo de pasar brevemente en territorio verde mediada la mañana. Poco después volvía a perder levemente (-0,62%).

"Durante la noche, los mercados (asiáticos) acusaron el golpe, pero una vez superado el estupor, y gracias al hecho de que Hillary Clinton no cuestionó la victoria, y a que el primer discurso de Trump fue federador, no cundió el pánico, como tras el voto a favor del Brexit", explicó a la agencia AFP Alain Zeitouni, director de gestión de Russell Investments France, basado en Londres.

"(...) Asia absorbió el choque de la sorpresa, y ahora los mercados europeos se recuperan" indica por su lado Jean Louis Mourier, economista de Aurel BGC. Las bolsas europeas abrieron con bajas de hasta casi 4% este miércoles, pero luego esas caídas se moderaron superada la media sesión.

La plaza de Fráncfort perdía 1,27% (cayó 2,87% a la apertura), la de París retrocedía 1,53% (-2,83% al inicio de la sesión, -8% tras el Brexit) y Madrid caía casi 2%.

El parqué de Moscú fue el único que operaba en alza, a contracorriente de la tendencia mundial. Trump, que expresó su admiración por el presidente Vladimir Putin, era indudablemente el candidato favorito del Kremlin.

"Rusia es quizá el mercado emergente que más se va a beneficiar de una presidencia Trump, con la esperanza de que podría flexibilizar en 2017 las sanciones contra Rusia", destacó Charles Robertson, economista del banco Renaissance Capital.

En cambio en la bolsa de Tokio, el índice Nikkei cerró con una caída de 5,36%, y Hong Kong terminó la sesión con una caída del 2,2%. También retrocedieron el resto de las bolsas de la zona Asia Pacífico.

LEÉ MÁS
Embed

Esta mañana, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, felicitó a Trump y aseguró confiar en poder superar, mediante el "trabajo conjunto", la "crisis" que ha venido marcando las relaciones bilaterales durante los últimos años.

El mandatario ruso abogó por retomar un diálogo entre Moscú y Washington que sea de "interés" para ambos y en este sentido llamó a "tener en cuenta las posiciones de los dos países", según un comunicado del Kremlin.

Al margen de temas bilaterales, Putin también aspira a hablar con Trump de "cuestiones acuciantes de la agenda internacional" y buscar "respuestas efectivas a los retos de seguridad globales", informa la agencia oficial rusa Sputnik.

LEÉ MÁS
Embed

En esta nota