Luego de varios idas y vueltas por el conflicto en la provincia, el Gobierno nacional de Cambiemos y el provincial de Santa Cruz pudieron llegar a un acuerdo: ambos desmintieron a Todo Noticias, que hizo un informe en el que aseguraban que la plata para ayudar a la provincia había llegado en efectivo vía camiones de caudales.

En el horario vespertino, cuando muchos están volviendo a sus hogares, el canal del Grupo Clarín transmitía en vivo la llegada de cuatro camiones de la empresa Prosegur en la que, afirmaban, llegaba el dinero para pagarle a los empleados estatales que mantienen una larga protesta contra el gobierno de Alicia Kirchner. Algo llamativo, teniendo en cuenta que este tipo de transacciones se hacen por vía electrónica y no con dinero físico.

Fuentes del gobierno santacruceño y del Ministerio del Interior consultadas por El Destape coincidieron en desmentirlo. Desde la cartera que conduce Rogelio Frigerio, inclusive, se mostraron sorprendidos ante la consulta de este medio por la supuesta transferencia de dinero en papel a las arcas provinciales: "Qué locura, mirá si vamos a mandar recursos declarados por avión, toda la guita va bancarizada". "(En TN) están locos", agregaron con sorpresa.

Fuentes allegadas a la agrupación Kolina, que responde a la gobernadora patagónica, ratificaron que la situación fue diferente: "Es un operativo al lado del banco de Santa Cruz, nada que ver con lo que dijeron". "Es cualquiera ese operativo", añadieron.

Según Interior, la provincia recibió 1.170 millones de pesos entre enero y abril de este año, de los cuales 250 millones se transfirieron durante la segunda semana del corriente mes. Desde el Gobierno apuntan a tres cuestiones: el déficit fiscal que estiman en 6.700 millones de pesos para 2017, la cantidad de empleados públicos (según esta fuente, 38 mil en toda la provincia) y a la caja jubilatoria, por la cual los hombres "pueden jubilarse a los 54 años, cuando en todo el país es a los 65".