El conductor de ShowMatch, Marcelo Tinelli, salió a respaldar a su hija Micaela por las críticas que recibió después de que la acusaran de plagiar un vestido de Carolina Herrera usado por la reina de Letizia de España hace un año.

La polémica se desató después de que la Primera Dama, Juliana Awada, luciera un vestido de la marca de Ginebra, propiedad de la hija mayor de Tinelli, y en las redes sociales se sugiría que se trataba de una “copia”.

LEER MÁS: La hija de Tinelli trató de "giles" a quienes criticaron a su hermana por el vestido de Awada

La primera en replicar a los críticos fue Candelaria Tinelli que, en medio de la polémica, saltó furiosa sobre los detractores de su hermana y los llamó “giles”. El conductor de El Trece, por su parte, fue más diplomático:

Embed

En esta nota