Los trabajadores de Telefe decidieron realizar un paro sorpresivo ayer debido a la deuda que mantiene el canal con el pago de los sueldos y como una forma de reclamar por la protección de su fuente de trabajo.

Según detalló TeleBajoCero, algunas figuras estaban convocadas para grabar segmentos de programas y les cancelaron la participación por el conflicto vigente.

LEÉ MÁS: El explosivo editorial de Sietecase contra el Gobierno y los jueces por la detención a Boudou

Mientras tanto, el jueves está convocada una importante marcha del SAT (Sindicato Argentino de Televisión) para defender la fuente laboral y según trascendidos la nueva empresa dueña de Telefe quiere que los números cierren, y esto está difícil porque la torta publicitaria bajó un 30 % respecto al 2016, lo cual, complica aún más el panorama.

Hubo despidos dentro del personal técnico, aunque no fue confirmada la cantidad de cesanteados y muchos sospechan que habrá más gente que se quede afuera de la empresa. También se abrió la lista para los retiros voluntarios.

En esta nota