Trabajadores del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación, nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), ingresaron al despacho de uno de los funcionarios del ministro Esteban Bullrich para exigir la renovación de 205 contratos que funalizaron el 31 de diciembre pasado.

El subsecretario de Coordinación Administrativa, Félix Lacroze, recibió junto a uno de sus asesores a un grupo de trabajadores que desmentían la versión oficial de que los cesanteados no cumplen con las exigencias de días y horarios, razón por la cual no se renovaron los contratos.

LEÉ MÁS: Avanza un acuerdo entre CTERA y Bullrich por los despidos en el INFOD

"Venimos a trabajar todos los días, nos rompemos el alma por la educación pública", expresó una trabajadora, en el marco de una conversación tensa, con gritos y el repiqueteo de los bombos.

Embed

En esta nota