La Cooperativa de Trabajo Cueroflex Limitada recibió hoy una boleta de luz por $ 861.351, bastante más que lo que reparte en salarios mensualmente, que son cerca de $ 640.000. Sufrieron una escalada en la tarifa del 567%.

"Pretenden que trabajemos para pagar los servicios. Gastamos más en impuestos que en los sueldos de toda la planta", relató a El Destape Jorge Reisch, presidente de la empresa y secretario de cooperativas y economia social de curtidores. La compañía fue recuperada por sus 80 trabajadores en abril de 2012 y es la única que recicla cueros.

LEER MÁS: Sturzenegger reconoció que el Gobierno aumentó la inflación

"No podemos trasladar estos aumentos a precios porque si no venderíamos aún menos. Sufrimos una baja en las ventas de casi el 30%", explicó. "Para pagar tendríamos que bajar los sueldos", lamentó Reisch.

La boleta de luz de septiembre les llegó por $ 861.351,02. De estos, $ 354.220,24 correspondieron a los gastos del período y $ 459.437,87 a los gastos de junio, que aún no pagaron por una mala facturación de Edenor.

"Con el amparo presentado en San Martín para frenar el tarifazo, la prestadora tenía que retrotraer el aumento, pero hasta hoy se niega a hacerlo a pesar de que es su obligación", comentó Reisch, también integrante de la comisión directiva del Sindicato Curtidores.

Antes de la disparada de precios que decretó el ministro de Energía, Juan José Aranguren, la empresa recuperada pagaba $ 60.000 de electricidad. Ahora pasarán a abonar entre $ 350.000 y $ 400.000, lo que les implica una suba del 567%.

En esta nota