El Gobierno anunciará un incremento para las tarifas de gas de entre 30 y 40 por ciento, que regirá desde abril. El ministro de Energía, Juan José Aranguren, será el encargado de realizar el anuncio sobre los nuevos cuadros tarifarios, en una conferencia de prensa prevista para las 12 en el microcine del quinto piso del Palacio de Hacienda.

Aranguren ya había adelantado en la última audiencia pública que el aumento será dividido en tres tramos con el primer aumento que regirá desde el sábado, el segundo en noviembre y el tercero en en abril del año próximo. El ministro también adelantó que con estos aumentos ningún hogar de las categorías residenciales R1-R2 terminará pagando más de 300% con relación a 2016.

Para la categoría residencial R3, ese límite llega al 350% con respecto a los importes de 2016 y para los clientes de la categoría residencial R3-4, definidos como de alto consumo, el aumento que pagarán no será superior a 400% respecto de los valores del 2016.

Se conocerá también de qué manera se dividirán los tres aumentos que sumarán el 40% para usuarios particulares, que deberá ser reglamentado por el ENRE. El gobierno adopta así un camino gradual en las subas del gas, para evitar un impacto aún más alto en los indicadores de inflación y no se perjudiquen las metas anuales de alza de precios.

La gradualidad se adoptó también para cumplir con el pedido de la Corte Suprema de Justicia de aumentos progresivos en las tarifas. En la ultima audiencia pública a comienzos de marzo ya se decidió el ajuste para las compañías productoras, donde el mayorista del gas (en boca de pozo), que representa el 40% de la tarifa final para usuarios residenciales y es subsidiado en un 50% por el Estado nacional, aumentará un 10% en promedio en dólares.

En esta nota