Los bolsillos de los consumidores no tienen respiro. Luego de recibir un aumento de entre el 60 y el 148% en el servicio de luz, el Gobierno prepara un aumento para el servicio de gas que sería superior al 50%.

El aumento del gas estuvo judicializado durante el 2016, ya que hubo facturas que llegaron con incrementos de más del 1000%. Eso llevó la polémica decisión del Gobierno a la Corte Suprema, que finalmente falló en contra y obligó a Aranguren a tomar un camino de mayor gradualidad: "solo" 200% promedio.

Según la estimación que las empresas le acercaron al Ministerio de Energía, la misma establece aumentos en todos los segmentos del mercado, y representarían subas para el consumidor final de entre 50 y 75%.

LEE MÁS

Embed

El mismo incluye un aumento de 10% en dólares para el costo del precio mayorista, a 4,20 dólares el millón de BTU. A eso se le adiciona un aumento de entre 185 y 200% en el costo del transporte y otro cercano al 100% exclusivamente para las empresas distribuidoras, que son las que hacen llegar el gas a los hogares y empresas.

De acuerdo a los cálculos que hizo el matutino La Nación, un usuario de Metrogas abonaría un 54% más, pasando de 560 a 865 pesos mensuales, mientras que los de alto consumo tendrían un porcentaje menor, de "solo" 43%.

Un usuario de la Capital que viene abonando 96 pesos mensuales, debería sacar de su bolsillo 168 pesos. Esto representa un incremento del 75%. Es decir: el porcentaje de aumento puede ser mayor cuanto menor sea el consumo de los hogares.