La reunión de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, que preside Elisa Carrió, prevista para mañana y a la que iban a concurrir ex combatientes, debió suspenderse por cuestiones de salud de la diputada de Cambiemos, quien sufrió el sábado pasado una baja de potasio y se encuentra en reposo.

La comisión que preside Carrió había sido citada para mañana a las 12 con la presencia de ex combatientes de Malvinas para que expongan su opinión sobre la declaración firmada semanas atrás por Argentina y el Reino Unido, que generó una fuerte controversia por parte de oficialistas y opositores, que cuestionaron la falta de comunicación al Congreso de ese acuerdo.


La polémica obligó a Carrió a citar al vicecanciller Carlos Foradori, quien concurrió el miércoles pasado a la comisión para defender la política del gobierno de Mauricio Macri en torno a Malvinas, al sostener que "el interés no ha sido otro que el interés nacional" y afirmó que esa estrategia "no es una aventura de este gobierno" sino que se trata de "instancias que se vienen dando históricamente".

Carrió, que tenía previsto asistir el sábado pasado al programa de Mirtha Legrand, se comunicó telefónicamente con la conductora para justificar su ausencia a esa emisión y admitió que debió ser internada unas horas en el Hospital Austral, luego de sufrir una baja de potasio que la desestabilizó y por la que le diagnosticaron 4 días de reposo absoluto.

En esta nota