El fiscal de Pilar Washington Palacios fue suspendido por la comisión integrada por diputados y senadores bonaerenses de diferentes partidos políticos. La razón fue que se determinó su participación en el armado de una causa trucha para entorpecer el juicio que se llevaba a cabo contra Alcides Díaz Gorgonio, el agente de inteligencia que entró a la casa de Sergio Massa el 20 de julio de 2013.

Malena Galmarini consideró que "es el primer paso para que haya una justicia más democrática". Asimismo, sumó que "no es posible que un fiscal construya una investigación con pruebas y testigos falsos".

Palacios fue apartado preventivamente por entorpecimiento en la causa en la que el ex prefecto y agente de inteligencia ingresó al domicilio del entonces candidato a diputado Sergio Massa con una arma calibre 22 con silenciador y fue condenado a 18 años de prisión.


La Comisión Bicameral, que resolvió el apartamiento por 7 votos a 3, estuvo integrada por Hilda Kogan como miembro de la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires, cinco abogados y cinco legisladores.

washington palacios pilar.jpg

"Entraron a mi casa, violaron mi intimidad y nos quisieron asustar. Pero esto nos da más fuerzas para pelear por un país más justo, con más oportunidades para los que no pueden acceder a la justicia. Si a mí, que soy una persona pública, me armaron una causa trucha, no me quiero ni imaginar lo que hacen con los argentinos que no tienen la posibilidad de hacerse escuchar", afirmó Galmarini.