La conductora Susana Giménez hizo una insólita muestra de su fanatismo por el actual Gobierno y sostuvo en el aire de su programa que hay personas a las que les pagan para hacerse pasar por linyeras.

En la noche de Telefé, la diva de los teléfonos invitó a una semana de las elecciones a María Eugenia Vidal, Elisa Carrió y Graciela Ocaña, referentes del oficialismo. A las tres las presentó como "mujeres que no tienen miedo a enfrentarse a nada".

En la entrevista, la candidata a diputada por Vamos Juntos en la Ciudad volvió a decir que la estación de Constitución ahora es como Nueva York. En un lisérgico momento de realismo mágico, Susana le dio la razón y agregó su increíble teoría de los linyeras. Expresó, inclusive, que se sorprendió ver a personas en situación de calle en la coqueta Avenida Alvear, algo que le pareció llamativo. Carrió simplemente asintió, ante el silencio del resto de las presentes.

Embed

La nueva teoría de los linyeras pagos es una campaña lanzada en las redes sociales por trolls macristas, que aseguran que hay personas que se hacen pasar por pobres para afectar la imagen del Gobierno nacional. Un nuevo capítulo del "Diario de Yrigoyen", en versión 2.0.

LEE MÁS "Carrió no deja de sorprender: Constitución es como Nueva York"