La jueza federal María Servini sufrió un robo el sábado, cuando ladrones le abrieron la camioneta que estaba estacionada a las puertas de su casa, en el barrio porteño de Palermo. Le sustrajeron valiosos regalos, en un hecho que la magistrada consideró "extraño" y ejecutado de manera "muy, demasiado profesional". La magistrada hizo la denuncia en la comisaría 21 y dijo que en el momento del robo no estaba el policía que habitualmente debe custodiarla.

Servini le dijo a DyN que había llegado a su casa alrededor de las 14, en la avenida Coronel Díaz casi Santa Fe, en la camioneta de una persona allegada suya donde.

En el piso de la parte trasera y en el baúl del vehículo tenía regalos que le hicieron recientemente. La jueza contó que dejó los obsequios en el vehículo y bajó a comer, pensando "qué me van a robar acá y a esta hora". Pero dijo que "la custodia brilló por su ausencia" y calculó que el robo se produjo "entre las 14.30 y las 16.30". Había dejado allí zapatos, ropa, un GPS y algunos elementos electrónicos que había recibido por el Día de la Madre, por no menos de $ 25.000.

LEER MÁS: Macri fue sobreseído por enriquecimiento ilícito

La magistrada se detuvo en varios detalles que le resultaron llamativos. Por un lado, que la camioneta tiene un cierre centralizado automático con la llave, con lo cual debieron abrirla de la misma manera y sin que sonara la alarma. También que posee vidrios polarizados y que la cantidad de elementos que sustrajeron debieron haberla pasado a otro auto para poder llevarla.

"Me extraña mucho realmente. La custodia no estaba. A las cuatro y media me dijo que estaba pero mentira. Al tipo antes no lo había visto", contó a esta agencia Servini, quien afirmó que el atraco fue "muy, demasiado profesional".

Negó que haya tenido en la camioneta carpetas con causas importantes. En ese sentido, aclaró que no saca los expedientes de su juzgado.