El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, sostuvo que el índice de precios al consumidor de enero último, del 1,3%, es "un progreso, pero todavía falta mucho" para que la inflación baje.

"Con el número de ayer, la inflación entre julio y enero sumó un alza de precios de 8,1% (anualizado 16,8%). Es un progreso pero falta todavía mucho", aclaró el funcionario en su cuenta de Twitter. Además, resaltó: "El 1,3% de inflación de enero completa un semestre con inflación por debajo del 17%. Pero la pelea contra la inflación recién comienza".


Embed

El Banco Central fijó para este año una meta de inflación de entre 12 y 17%. Según el INDEC, la inflación del primer mes de 2017 fue de 1,3%, por debajo de lo que midieron las consultoras privadas y la CGT.

La suba de precios de enero fue impulsada por los gastos de vacaciones, el aumento en los combustibles y los alimentos, de acuerdo con las estadísticas oficiales. Sin embargo, tanto en febrero como en marzo el indicador de inflación será superior al de enero, por el impacto del ajuste en las tarifas de electricidad, las prepagas y los peajes.

LEER MÁS: Ocho de cada diez familias consumieron menos el año pasado

Al presentar el último informe de Política Monetaria, en enero, Sturzenegger destacó que "en el último semestre de 2016 la tasa promedio mensual de inflación fue de 1,4%, que equivale a un 18,5% anualizado. Es decir que hace seis meses que la economía transita en una inflación debajo del 20% anual: es la meta que nos habíamos fijado".

En tanto, de acuerdo con el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que el Banco Central presentó la semana pasada, "los resultados las expectativas de inflación minorista correspondientes al IPC Gran Buenos Aires nivel general que publica el INDEC, sugieren que continuará la trayectoria desinflacionaria de la economía en los próximos tres años, si bien aún por encima de las metas anunciadas" por la autoridad monetaria.

"Las proyecciones de los analistas indican que la tasa mensual de inflación minorista medida a través del IPC Nivel general para el Gran Buenos Aires sería de 1,8% en febrero, 1,7% en marzo y 1,8% en abril —posiblemente reflejando incidencias puntuales de las modificaciones en la política de tarifas de servicios públicos— y luego disminuiría hasta 1,5% entre mayo y julio", según el texto oficial.

En esta nota