La agencia de riesgo crediticio Standard & Poor's elevó la calificación soberana argentina a "B" desde "B-". Si bien ponderó los "avances" de la gestión del presidente Mauricio Macri, advirtió por la "incertidumbre sobre el ritmo de implementación del plan económico correctivo del Gobierno ante los actuales desafíos políticos".

"Esperamos que la inflación baje a 20% en 2017 y que siga una tendencia descendente gradual; también prevemos que la economía se recupere y crezca 3% en los siguientes tres años", señaló S&P en un comunicado.

La previsión de S&P, si bien está en línea con la de muchos economistas, supera en tres puntos porcentuales al 17% proyectado por el Banco Central y por el propio Poder Ejecutivo en la presentación de los supuestos macroeconómicos de la ley de Presupuesto.

La calificadora sostuvo que "Argentina está logrando avances para resolver varios desequilibrios macroeconómicos en el país al mismo tiempo que reconstruye gradualmente su credibilidad y mejora el debilitado marco institucional en general".

LEER MÁS: El Gobierno no controla la inflación, que trepó en marzo

S&P subió la calificación crediticia soberana de largo plazo de Argentina a 'B' desde 'B-' y afirmó su calificación soberana de corto plazo en 'B', además de haber subido su evaluación de riesgo de transferencia y convertibilidad (T&C) a 'B+' desde 'B-', por su evaluación de que "existe un sostenido acceso local a divisas". Al mismo tiempo, subió su calificación soberana en escala nacional a 'raA+' desde 'raBBB'. La tendencia de las calificaciones de largo plazo es estable.

"Nuestra tendencia estable incorpora nuestra expectativa de que, en general, las políticas presentarán una amplia continuidad en los siguientes dos años", indicó al respecto, aunque puso como atenuante "la incertidumbre sobre el ritmo de implementación del plan económico correctivo del gobierno ante los actuales desafíos políticos.

Entre los fundamentos de la mejora en la nota, S&P destacó que "la acción de calificación refleja los avances logrados en la política económica en general para resolver los importantes desequilibrios económicos y restaurar la credibilidad de las políticas del país".