Apenas 15 por ciento de lo recaudado por el Fondo Hídrico se usó en 2016 para controlar inundaciones en zonas productivas, según datos oficiales de la Unidad de Coordinación de fideicomisos de Insfraestructura (Ucofin).

"Las inundaciones recurrentes en la región pampeana siguen sin constituir una cuestión prioritaria en la agenda del gobierno nacional. Al menos eso es lo que se refleja en la asignación de los recursos disponibles", sostuvo un informe del sitio Valor Soja.

En el año 2016 el Fondo Fiduciario de Infraestructura Hídrica (integrado a partir de una tasa que se aplica sobre la venta de nafta y GNC) originó recursos por 3421 millones de pesos, sumando intereses ganados.

En tanto, la Ucofin, dependiente del Ministerio de Hacienda de la Nación, informó que el año pasado se destinaron 610 millones de pesos a las provincias y municipios para abonar obras en curso, mientras que otros 502 millones de pesos fueron asignados al Plan Federal de Control de Inundaciones.

"Es decir: en 2016 apenas un 15% de los fondos recaudados por el Fondo Fiduciario de Infraestructura Hídrica fueron destinados al control de inundaciones en zonas agropecuarias encargadas de producir la principal fuente genuina de divisas de la economía argentina", sostiene el reporte.

En 2016 apenas se aprobaron solamente tres nuevas obras para ser financiadas con los recursos del Fondo de Infraestructura Hídrica. Se trata de la readecuación de redes pluviales existentes y construcción de una estación de bombeo Villa Alcira (Bernal Este; Buenos Aires) por 2.100.397 pesos; la ampliación de desagües pluviales en Villa Luján (Buenos Aires) por 2.863.619 pesos y reparaciones de la defensa sur de Concordia (Entre Ríos) por 17.577.056 pesos.

LEE MÁS: Hicieron asado en medio de la inundación y se volvieron virales

Mientras que en 2015, de los 2042 millones de pesos recaudados por el Fondo Fiduciario de Infraestructura Hídrica, la gestión kirchnerista destinó 735 millones (36% del total) al Plan Federal de Control de Inundaciones.

La mayor parte de los recursos del Plan Federal de Control de Inundaciones se emplean para realizar obras del Plan Maestro Integral del Río Salado, la regulación de la cuenca santafesina de La Picasa, Arroyo del Rey (Conurbano bonaerense) y Presa Embalse el Bolsón sobre el Río Albigasta (Catamarca).

En esta nota