Embed

Fiel a su estilo, Felipe Solá no esquiva el bulto de los temas espinosos de campaña. El ex gobernador y actual candidato a diputado nacional por 1País blanquea cuál es su postura sobre los temas que el Gobierno desliza pero no pone sobre la mesa, como la reforma laboral y la modificación de la edad para jubilarse.

El dirigente peronista hace un balance del rol que jugó el Frente Renovador en estos dos años, en donde formó parte de la "oposición constructiva" y devela cuál es el eslabón perdido que une a Margarita Stolbizer con las propuesta de Rudolph Giuliani en relación a la inseguridad.

-El Destape: ¿Cómo llega 1País de cara a las PASO?

-Felipe Solá: Con un programa económico y uno de seguridad escrito, con mucho trabajo. Sin poner palos en la rueda al principio ahora tenemos la posición de limitar al Gobierno, somos oposición a este proyecto político.

LEE MÁS "Mirá todas las entrevistas en: Hablan los candidatos"

-En estas elecciones se habla mucho del conurbano, ¿cómo observa la elección en el interior de la Provincia?

-Hay dos interiores, uno del sector agropecuario y un interior urbano, con ciudades como Mar del Plata, Bahía Blanca, Tandil u Olavarría, que vive de puestos urbanos y tienen pobreza. En el interior agropecuario están agradecidos por la quita de retenciones y además la devaluación que hubo con la quita del cepo. El otro interior está mal, sufriendo lo mismo que el conurbano.

-¿Va a cambiar esa postura de "oposición constructiva" que tuvo el massismo hasta ahora?

-Nos preocupa que el Gobierno hable a medias de una reforma fiscal, previsional y laboral. En los 3 casos va a ser en contra de los trabajadores. Si tuviera decidido una reforma a favor, lo contaría. No la cuentan porque quieren cumplir con alguna presión interna de ellos y por eso amagan y hablan a medias. Son admiradores, aunque no lo digan, de la reforma antiobrera de Brasil. Está en el deseo del gobierno pero no lo puede decir.

-Si se presentara proyecto de extender edad jubilatoria de forma optativa, ¿cuál sería su postura?

-Eso es un error de Basavilbaso, en estos momentos es optativa. El problema está en los que los jubilan de prepo a los 65. No se puede obligar a la gente a trabajar 3 años más y no animarse a plantearlo ahora. Lo vamos a discutir pero no lo vamos a votar.

¿Qué piensa de la legislación laboral en la actualidad?

-El Gobierno querría introducir modificaciones en cuanto a indemnizaciones, vacaciones y accidentes de trabajo. Que las planteen, vamos a defender las conquistas laborales. Cuando un gobierno no sabe cómo crear empleo en seguida se mira para ajustar al trabajador. Tienen una ideología que los lleva a creer que esta esta es la única forma de sanear la economía cuando la están destruyendo. Ellos niegan la realidad, piensan que todo lo recibido debe ser cambiado sin preguntarle a la gente, como si fuera un problema con el gobierno anterior. Ahora los problemas los tienen con la gente.

LEE MÁS "Mirá todas las encuestas en el proyector electoral"

-¿Es un tema central para esta campaña la cuestión de Venezuela, como la plantea el oficialismo?

-Podemos opinar sobre Venezuela, tiene que ir a elecciones, vigiladas desde afuera. Pero no está en la agenda de la gente, sino de muy pocos. No es el tema central para nada.

Embed

-¿Qué es lo que se pone en juego en estas elecciones?

-Se pone en juego el modelo económico. No puede ser impuesto al 100% de los argentinos con un tercio de los votos. No tienen ningún éxito para mostrar, no sabemos qué es el cambio.

-¿Cómo conjugan la postura con Stolbizer y la del ex alcalde Giuliani respecto de la inseguridad?

-La alianza con Stolbizer se hizo trabajando. Margarita amplió su mirada, nosotros también, somos diversos y heterodoxos. Massa tiene un proyecto de lo municipal a lo nacional, que tiene relación con lo que se puede hacer mañana y con la tecnología. Margarita y yo vemos el tema en el largo plazo y creemos que hay problemáticas más complejas. Nos tenemos que complementar.

-Generó mucha polémica una respuesta suya sobre el aborto. ¿Cuál es su postura?

-Cuando era gobernador hice el protocolo de despenalización del aborto más amplio posible. Mi postura personal es que me duele muchísimo, pienso que el embrión es vida. Mi postura como hombre político es atender a un drama social, estoy dispuesto a discutir esto en el Congreso.