Antes de empezar la pesquisa penal, el juez Rodolfo Canicoba Corral sobreseyó al jefe de los espías, Gustavo Arribas, por el cobro de coimas de Odebrecht. El director general de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) había presentado un recurso de excepción de falta de acción para que la Justicia no lo investigue, a lo que se opuso el fiscal Federico Delgado.

El ex intermediario de jugadores de fútbol dijo no poder ser objeto de investigación dado su cargo en la AFI. “Para que (el pedido de) la excepción de falta de acción por inexistencia de delito justifique un sobreseimiento deben pasar, como la propia palabra lo indica, cosas excepcionales, donde se comprueba de antemano que no cometió un delito”, había dictaminado Delgado sobre el requerimiento que hizo Arribas.

“¿Significa ello que Arribas es culpable de un delito? Obviamente que no. Sólo hay que investigar”, aclaró. Incluso pidió hablar con el arrepentido que involucró al espía en la causa “Lava Jato” en Brasil, Leonardo Meirelles.

Sin embargo, Canicoba Corral desoyó hoy el dictamen de la Fiscalía 6 y sobreseyó al amigo de Mauricio Macri a cargo de la AFI. Se fundó en que la causa en su contra no estaba caratulada más que con “averiguación de delito”.

En un fallo crudo contra Delgado, el magistrado esgrime: “Debo decir aquí, que no obstante el pedido de precisión, no hemos tenido éxito y, en consecuencia, no existe en autos la imputación de delito alguno”. Además, opinó que este caso no posee “apariencia de delito”.

LEER MÁS: Cobro de sobornos: rechazan el sobreseimiento del jefe de los espías

Para poder investigar la pata argentina del mega caso brasileño Odebrecht, Delgado había presentado el jueves un documento en el que pidió relacionar datos de las causas José López, Daniel Cameron, Gustavo Arribas y Carlos Ben. Tras entregárselo a los jueces Rodolfo Canicoba Corral, Sebastián Casanello y Ariel Lijo y a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, en la oficina del procurador esperaban que, con el aval de los remitentes, el resultado revele indicios que deriven en un avance importante de las investigaciones, según pudo saber El Destape.

“Cruzamos información de diferentes fuentes y obtuvimos como resultado algunas pistas que es preciso chequear, ya que podrían revelar una parte del ‘qué’, el ‘cómo’, el ‘quiénes’ y el ‘cuándo’ de aquellas prácticas (léase, los sobornos por obras)”, reveló el fiscal en el escrito al que este medio tuvo acceso.

La diputada de Cambiemos Elisa Carrió fue quien radicó la denuncia en Comodoro Py a raíz de una investigación de Hugo Alconada Mon en La Nación. El periodista contó que Arribas recibió U$S 600.000 de la contratista Odebrecht en 2013, un día antes de que se reactive el contrato para el soterramiento del tren Sarmiento.