A tres días de las PASO, el intendente de Salto, Ricardo Alessandro, aún continúa con su molestia por el resultado obtenido en el espacio Cumplir.

Alessandro, uno de los pocos alcaldes que se unió a las filas de Cumplir, está evaluando la posibilidad de abandonar a Florencio Randazzo y buscar un nuevo, pero no desconocido rumbo, según reveló el portal Provincia Noticias.

El jefe comunal saltense quedó decepcionado con la actuación del referente de Cumplir, y que estaría trazando puentes con la cúpula de Unidad Ciudadana, no para formar parte del armado actual sino que a partir de octubre.

“Randazzo nos ha firmado el certificado de defunción”, disparó el intendente peronista. En diálogo con Provincia Noticias, Alessandro indicó que “pecamos de ingenuos, le creí a muerte a Randazzo cuando decía que no había que creerle a las encuestas y ahora me doy cuenta que ha sido una mala experiencia”.

En esta nota