La información que da cuenta que ANSES superó el millón de jubilados se vieron beneficiados con la Reparación Histórica con un promedio de aumento de los reajustes de $3.040 publicada por Clarín el día de hoy es falsa y ridícula. No hace falta ahondar demasiado para darse cuenta que es una mentira patética, toda vez que analizando la legislación salta a la vista la falta de sustento de la información brindada.

La nota informa que:

• Más de un millón de jubilados se distribuyen de la siguiente forma:

- En un extremo, con reajustes inferiores a los $ 500, hay más de 200.000 jubilados, siendo el 20% del total.

- Con más de $ 6.500, poco más de 100.000 jubilados, el 10% del total.

- Unos 250.000 jubilados tienen incrementos entre 501 y $ 1.500, o casi 300.000 jubilados entre $ 1.501 y $ 4.000, o 170.000 jubilados entre $ 4.001 y $ 6.500.

- En promedio, el aumento de los reajustes del millón de jubilados incorporados al programa es de $ 3.040.

Todos sabemos que es insignificante la cantidad de Homologaciones que se han hecho ante la justicia, en la propia nota explican que “En estos reajustes se encuentran al pago las primeras 10.000 homologaciones de los 33.726 acuerdos aprobados por la Justicia de quienes ya aceptaron la propuesta”.

La ley de Reparación Histórica prevé que para pagar el reajuste es necesario homologar judicialmente los acuerdos, el Decreto 894/16 eximió del requisito de homologación previa, en los siguientes casos:

ARTÍCULO 8° — Facúltase a la ANSES a establecer procedimientos abreviados para aquellos beneficiarios que requieran una solución con mayor urgencia, por encuadrar en alguno de los siguientes supuestos: a. Ser mayor de OCHENTA (80) años o padecer una enfermedad grave; b. Tener un incremento del haber que no supere el TREINTA POR CIENTO (30%) del haber mínimo garantizado a que se refiere el artículo 125 de la Ley N° 24.241 y sus modificatorias, y un haber reajustado inferior a DOS VECES Y MEDIO (2 ½) dicho haber mínimo.

Es decir, que para poder abonar a las personas y luego proceder a la homologación hay que:

• Ser mayor de 80 años de edad

• Padecer una enfermedad grave

• Que el incremento no supere $1.913,10 (30% del haber mínimo), y que el haber modificado no supere los $15.942,5 (dos veces y media el haber mínimo)

Una cuestión de sentido común:

• Cualquiera que trabaje o haya trabajado en ANSES sabe que los mayores beneficiados del plan de inclusión jubilatoria fueron las personas que hoy tienen más de 80 años de edad (quienes quedan excluidos de la reparación histórica). Por lo tanto, de los aproximadamente 1,2 millones de personas mayores de 80 años, solo aproximadamente el 40% pueden aspirar a algún beneficio en el marco de la reparación histórica.

• De ese 40% hay que descontar los beneficiarios del caso Badaro, ya que estos necesitan homologación previa, que justamente son los que hoy tienen más de 80 años (para tener derecho a este caso hay que estar jubilado antes del año 2002).

• Por lo tanto, el impacto en los mayores de 80 años es insignificante.

• Por otro lado, el propio diario Clarín publicó el 22 de agosto que ANSES pagaría en septiembre a 264.436 personas mayores de 80 años y aclaraba que el aumento promedio era $ 695.

• Respecto de los enfermos graves, nadie puede suponer seriamente que son demasiados para elevar el promedio en un porcentaje considerable.

• Por lo tanto, la mayoría de los beneficiarios que pueden aspirar a un incremento son jubilados comunes, y que para haber podido cobrar sin homologación el incremento no podría superar los $1.913,10 y el haber reajustado no ser superior a los $15.942,5.

• Por lo tanto: los 470.000 casos que el incremento ubicaría entre $1.500 y $6.000 es absurdo, ilógico y si se hubiera liquidado sería flagrantemente ilegal.

Una cuestión objetiva:

• En la nota en Clarín ya mencionada del 22 de agosto de 2016, la ANSES informa que se le abonaban a 264.436 y que el incremento promedio resultaba $695.

• El 13 de septiembre ANSES informa que los $55 millones abonados hasta ahora provinieron de recursos del Régimen de Sinceramiento Fiscal.

• Si se dividen los 55 millones por los 264.436 beneficiarios resulta que el promedio de incremento es de $ 208 y no de $ 695 que informa Clarín.

• Esto demuestra que la información que emite ANSES es totalmente contradictoria y falaz.

Tres razones objetivas adicionales:

• ANSES emite, mes a mes, un informe estadístico desde hace más de 16 años con el total de las prestaciones otorga, al más mínimo detalle, excepto los datos correspondientes a la Reparación Histórica, por lo que si fueran ciertos los números publicados por Clarín de hoy, ¿por qué no los publicaría en el informe estadístico?

• El día miércoles de 3 de mayo, ante una requisitoria del Fiscal De Vedia de la UFISES, la ANSES se NEGÓ a darle los datos que hoy alegremente publica Clarín.

• El día 2 de mayo, el otro “órgano oficial del Gobierno”, el diario La Nación, publicó que el aumento promedio era de $1.587 ¿qué paso para que en una semana el promedio de incremento se haya duplicado.

Conclusión: La nota en cuestión es una mera operación de prensa, que intenta reposicionar a la Reparación Histórica, ante la concientización de la población que es un fracaso y que el único objetivo que traía era destruir el Fondo de Garantía de Sustentabilidad.

* El autor es ex gerente de Normatización de Prestaciones y Servicios de la Anses.