La producción de las pymes industriales cayó 3,8% en abril frente a igual mes del año pasado, mientras la baja fue de 1,2% en la medición frente a marzo último, indicó hoy la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). "Crecieron rubros vinculados con alimentos, material de transporte y algunos sectores de la metalmecánica, pero tienen mayores problemas para repuntar el resto de los segmentos", analizó el sondeo.

En ese sentido, el presidente de la entidad, Fabián Tarrío, evaluó que "la crisis en Brasil no ayuda y el mercado interno, que sigue apagado, tampoco". "Como dato positivo, sólo 16% de las industrias espera que la producción siga cayendo en los próximos meses y el 49% tiene planeado realizar nuevas inversiones o está evaluando la posibilidad", destacó.

El estudio puntualizó, así, que la producción de las pequeñas y medianas empresas del sector fabril tuvo un retroceso de 3,8% en abril respecto del mismo período del año pasado, mientras que la caída fue de 1,2% si se compara con marzo último. De ese modo, subrayó que "la industria pyme sigue con muchas dificultades para iniciar el proceso de recuperación". El Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) medido por CAME arrojó una baja de 3,4% anual en el primer cuatrimestre de 2017. "De todos modos, el comportamiento de esta producción es muy dispar ya que los sectores vinculados con el agro pampeano crecen", indicó.

Puntualizó, además, que "creció la cantidad de industrias con planes de inversión para el año porque en marzo sólo el 18% tenían proyectos para invertir, en abril el 31%, y otro 18% lo está evaluando". "El segundo dato, es que mejoraron las expectativas: el 40% de las empresas cree que la producción de su empresa aumentará en los próximos meses (29% en marzo), mientras otro 44% cree que se mantendrá estable (54% en marzo). En tanto, un 16% espera que continúe en descenso (17% en marzo)", enfatizó el estudio.

Sin embargo, aclaró que "los costos de elaboración aumentaron 3,5% en el mes, mientras que los precios de venta de sus productos subieron sólo 0,3%, lo que deterioró la rentabilidad". "Los rubros alimentos y minerales no metálicos fueron en los que más escalaron los costos mensuales", alertó la CAME. Por sectores, las ramas que prosperaron en abril en la comparación anual fueron Material de Transporte, con 22,5% y Alimentos y bebidas, con 6,5%.

En cambio, siguieron "en descenso muy fuerte" los segmentos de Papel, cartón, edición e impresión con una baja de 12,3%, Calzado y marroquinería con un desplome de 14,6%, Minerales no metálicos con un descenso de 15,5%, Productos de metal, maquinaria y equipo con una caída de 12,5%, y Productos de caucho y plástico con una pérdida de 9,8%.