El escándalo por las sospechosas transferencias de casi 600 mil dólares de la firma brasileña Odebrecht a una cuenta del jefe de la AFI, Gustavo Arribas, no para. Una nueva revelación periodística muestra que la Unidad de Información Financiera (UIF) fue informada a principios de 2016 de los movimientos bancarios pero no hizo nada al respecto.

El organismo antilavado recibió notificaciones de uno de sus pares, quienes llegaron a esta revelación de manera fortuita, informa el diario La Nación. En abril de 2016, luego de que un organismo similar (no precisan cuál) investigaba los posibles pagos de coimas de Odebrecht a través de la firma RFY Import & Export Limited y allí encontraron las cinco transferencias realizadas en 2013 a la cuenta suiza de Arribas por 594.518 dólares. Por tratarse ya en ese momento de un funcionario público, entonces informaron a las autoridades argentinas de estas operaciones sospechosas. De esta situación ya pasaron 9 meses.

LEE MÁS

Embed

En aquel momento, la UIF estaba bajo la órbita del Ministerio de Justicia. En junio, tras la aprobación del blanqueo de capitales, se transfirió esta oficina al por entonces Ministerio de Hacienda y Finanzas, comandado por Alfonso Prat-Gay. La UIF está dirigida por el ex FMI Mariano Federici y secundado por María Eugenia Talerico, abogada del HSBC Argentina en la causa por lavado de dinero que investiga unas 4.040 cuentas sin declarar en Suiza con unos 3 mil millones de dólares.


Los funcionarios de la UIF quedaron en la mira luego de que El Destape revelara la insólita justificación de Federici a la evasión fiscal. En la misma línea se expresó el flamante Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a la hora de asumir.

En un comunicado, el titular de la AFI negó cualquier maniobra sospechosa y reconoció solo una de las cinco transferencias, por un monto de 70.500 dólares, que según él se debieron a la venta de un inmueble en San Pablo, donde vivía en 2013. "En razón de la construcción periodística que pretende vincularme con los hechos investigados en el Lava Jato de manera antojadiza y temeraria me veo en la obligación de informar que la transferencia de u$s 70.475 que efectivamente se acreditó en mi cuenta, corresponde a parte del pago del precio por la compraventa de un inmueble de mi propiedad de la Ciudad de San Pablo", escribió en un comunicado.