La decisión no es nueva, pero esta semana el Gobierno se encargó de recordarla, y de delimitar en detalle el congelamiento del personal estatal a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial. Es que la obsesión por reducir el gasto público que manifestó Mauricio Macri desde que asumió el 10 de diciembre de 2015 sigue más vigente que nunca.

Así, por orden del Presidente, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, les prohibió a los organismos que componen el Poder Ejecutivo sumar este año personal por encima de la cantidad que tenían hasta el último día de 2016, publica el diario La Nación.

En total, suman unos 208 mil empleados sobre los que tiene injerencia el Ministerio de Modernización. No obstante, junto con los organismos descentralizados -como AFIP- ascienden a poco más de 376 mil trabajadores estatales, a fines de 2016. Ése es el número que se mantendrá congelado este año, confirmó El Destape.

Las reparticiones que quieran hacerlo deberán iniciar un camino burocrático para conseguir la autorización de Peña. Además, quedaron excluidas las empresas del Estado, como Aerolíneas Argentinas; las Fuerzas Armadas, las universidades, el Congreso y la Justicia. Tampoco están incluidas las provincias y la limitación a los cargos correspondientes a la carrera de Investigación Científico Tecnológico.

Los límites a la contratación de personal están consignados en la decisión administrativa 12 de la Jefatura de Gabinete, que se publicó ayer en el Boletín Oficial y distribuye los recursos del Presupuesto de la Nación para este año.

En los considerandos sostiene "que es oportuno establecer" que las entidades que componen el PEN "no podrán incrementar sus plantas de personal contratado que superen las cantidades existentes al 31 de diciembre de 2016".

En el Presupuesto 2017, aprobado a fines del año pasado por el Congreso, el ajuste de empleados públicos queda bien claro en el artículo 6: "Salvo decisión fundada del Jefe de Gabinete de Ministros no se podrán aprobar incrementos en los cargos y horas de cátedra que excedan los totales fijados en el presente artículo para la Administración Nacional".

"El Jefe de Gabinete de Ministros, de conformidad con las necesidades de estructura y dotaciones de las respectivas áreas establecidas por el MINISTERIO DE MODERNIZACIÓN, procederá a distribuir para cada Jurisdicción, Organismo Descentralizado e Institución de la Seguridad Social los cargos que correspondan", continúa el artículo.

En el plan de gastos y recursos de Macri para este año se estipuló que el total de planta permanente de de la red de empleados públicos a fines de 2016 estaba compuesta por 376.120 cargos permanentes; y 14.622 cargos temporarios.

El decreto publicado ayer en el Boletín Oficial lleva la firma de Marcos Peña, pero además la del nuevo ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien anticipó cuando fue nombrado que uno de sus grandes objetivos de gestión sería el de "mirar muy finito" en qué se están gastando los recursos del Estado.