Mientras en el Senado se trataba el proyecto de Ley de Emergencia Social, que finalmente fue aprobado y pasó a Diputados, en la Plaza Central del partido de San Martín se realizó una conferencia de prensa de movimientos sociales, que convocaron a la marcha del viernes 18 y afirmaron: "Si no escuchan el reclamo, se pudre". Anticiparon así el8 diciembre caliente que se viene.

Representando a cada movimiento, el panel estuvo compuesto por las oradoras Claudia Silva (MTE-CTEP), Ofelia Góngora (Barrios de Pie) y Sandra Maestre (Movimiento Evita, CTEP) y a sus lados Luciano Schillacci (SUMCRA-CGT), Pablo Puebla (OLP-CTEP), Gerardo Royano (CCC) y Eduardo Alonso (Sec. Gral. CTA San Martín-3 de Febrero). Acompañaron el acto, los concejales Héctor Lanza, Zulma Duette y Julián Ríos, el diputado Leonardo Grosso. También acompañaron el acto, militantes del movimiento Compromiso Padre Mugica, los y las trabajadores de PROIN, Patria Grande, Seamos Libres, Frente Desocupados Eva Perón y del sindicato La Bancaria.

Embed

Sandra Maestre pidió que se terminen "las mezquindades y el vedetismo para que codo a codo, y con los trabajadores que mas están sufriendo, se le ponga freno a las medidas del gobierno".

En la misma línea, Eduardo Alonso, alineado con la CTA de Yasky, planteó que el objetivo es "alimentar toda acción que signifique unidad y construcción de fuerza social organizada". Luciano Schillacci también remarcó que "la única forma de terminar con la política de hambre del macrismo es estando todos unidos y en las calles".

Y en el cierre, Claudia Silva, de el Movimiento de Trabajadores Excluidos que organiza a los y las cartoneras resaltó la lucha por el millón de puestos de empleo para "los trabajadores que fueron expulsados del sistema por este gobierno o durante la gestión del anterior", que "el 18 de Noviembre va a ser mayor que el 7 de Agosto para que el año termine con el pueblo de pie y protagonista" y concluyó que "si el gobierno no escucha el reclamo de la emergencia social, se pudre".

Embed

La ley para cual se convoca a la movilización contempla el registro y creación de un consejo de las organizaciones de la economía popular, la creación de un salario social complementario para que los y las trabajadoras sin derechos puedan alcanzar al salario mínimo, el aumento de las asignaciones por hijo y la creación a lo largo de un año de un millón de puestos de trabajo. Dicha lucha se dio inicio el 7 de Agosto pasado con la movilización de San Cayetano a Plaza de Mayo donde 100 mil trabajadores y trabajadoras se movilizaron marcando el punto de convergencia entre la Corriente Clasista Combativa, Barrios de Pie y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular.